La pirata, Anne Bonny

Desde pequeñita apuntaba maneras…Anne Bonny, nacida Anne Cormac, nunca se comportó como se esperaba de una señorita. Hija del hombre de leyes William Cormac y de la criada de su mujer, Anne nació en Irlanda en 1698. Nada más conocerse el adulterio, el escándalo fue tal en la tradicional Irlanda que los progenitores decidieron poner tierra de por medio y emigrar hasta Charleston, en Carolina del Sur.

Allí el señor Cormac siguió ejerciendo como abogado y se convirtió en un rico comerciante, amasando rápido una importante fortuna que invirtió en distintos tipos de plantaciones. Pero al parecer, a la pequeña Anne no le gustaba la vida tranquila y pronto, muy pronto, dio muestras de su rebeldía, lo que le ocasionó continuos enfrentamientos con su progenitor.

Le gustaba montar a caballo, usaba las pistolas mejor que muchos chicos de su edad y, aseguran, que cuando era adolescente apuñaló a una criada inglesa de la plantación con un cuchillo de carnicero. En busca siempre de nuevas aventuras, se encontró por el camino con un antiguo pirata llamado James Bonny, con quien se casó a espaldas de sus padres.

Al parecer, James Bonny no solo ambicionaba la belleza de Anne, quería más…Quería apropiarse de la fortuna de su suegro, que descubrió las intenciones y desheredó a su hija y según la leyenda esta no se quedó impasible, sino que en venganza decidió quemar la plantación principal de su padre.

Con fuego o sin él, lo que sí esta documentado es que la pareja de recién casados se fue a vivir a las Bahamas. Su marido, que era el informador del gobernante en su lucha contra los piratas pasaba largas temporadas fuera de casa, tiempo que aprovechaba Anne para tener numerosos escarceos amorosos, pero uno de esos escarceos fue a más y determinó la vida de nuestra protagonista.

Anne se enamoró del pirata Jack Rackham, apodado ‘Calico Jack’, que le compraba regalos y le pedía que se escapara con él, pero James no estaba dispuesto a dejar libre a su mujer y denunció el caso al gobernador que la amenazó con azotarla públicamente. La pareja decidió huir, pero antes reunieron una tripulación y robaron un barco en el puerto, iniciando así Anne Bonny su “carrera” como pirata.

Al principio solían atacar embarcaciones de pescadores y durante ese tiempo Anne quedó embarazada, por lo que pasaron una temporada en Cuba hasta que dio a luz, algunos dicen que dejaron al bebé a cargo de unos conocidos de Jack, otros aseguran que era una niña y que murió, el caso es que Calico Jack y Anne volvieron a las andadas. Anne vestía ropas masculinas, era una experta manejando las armas y era tan peligrosa como cualquier hombre pirata.

Cada vez que asaltaban un barco, los marineros capturados eran obligados a formar parte de la tripulación pirata y eso es lo que le ocurrió a un joven y atractivo marinero que formaba parte de la tripulación de un barco alemán. El chico se hizo inseparable de Anne, lo que despertó los celos de Calico, pero todo quedó aclarado cuando le contaron que ni era un hombre ni era alemán, se trataba de la joven inglesa Mary Read, que pudo seguir disfrazada de hombre y se unió así al mundo de la piratería.

La pirata Mary Read luchando

Las dos mujeres se hicieron famosas por sus hazañas en el mar y por atesorar más valor que muchos hombres, algo que quedó perfectamente demostrado en su última batalla. Hacía tiempo que las autoridades habían puesto precio a las cabezas de tan afamados piratas y en octubre de 1720 el gobernador de Jamaica envió a un barco armado para capturar al capitán y a la tripulación del “Revenge”.

El asalto resultó más fácil de lo previsto, pues casi todos los piratas estaban borrachos en sus camarotes, solo dos personas, Anne y Mary, lucharon en cubierta. El juicio que se celebró en las semanas posteriores tuvo mucha repercusión en todo el Caribe y pasó a la historia por ser la primera vez en la que quedaba constancia por escrito sobre la existencia real de mujeres piratas.

Al ser detenidas, Anne y Mary confesaron su condición de mujer y aseguraron estar embarazadas de seis meses, por lo que no podrían ser ejecutadas hasta no haber tenido a los bebés. Sus compañeros varones sí fueron ahorcados enseguida, pero antes de que fuese ejecutado se le permitió a Anne visitar a Jack a su celda y dicen que fue aquí cuando se le atribuye a Anne la famosa frase “lamento verte así, Jack, pero si hubieras luchado como un hombre, ahora no tendrían que colgarte como un perro”

Mary Read murió en prisión tras contraer unas fiebres, pero de Anne Bonny no se sabe nada. Su anunciada ejecución fue aplazada varias veces y, de pronto, su rastro desapareció, dando paso a diferentes teorías sobre su supuesto final… Algunas fuentes aseguran que su padre convenció al gobernador para llevarla a un convento y ordenarla monja; otras cuentan que volvió con su marido; y otras fuentes la sitúan en Carolina del Sur donde dio a luz al hijo de Jack, allí volvió a casarse y vivió hasta los 84 años.

Aunque nunca sabremos cuál fue su verdadero final, lo que sí es cierto es que Anne Bonny ha pasado a la historia por ser la primera mujer pirata de la que se tiene constancia.

Mamen Gil es periodista. La directora de Contenidos de Mujeres Valientes es la más sensible de las componentes de este equipo, por este motivo es, probablemente, la más creativa de todas.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies