Cartel documental Chicas Nuevas 24 Horas de la directora, Mabel Lozano

Cuando se habla de Mabel Lozano, todo el mundo la identifica por su paso por series de televisión como, Los ladrones van a la oficina, o películas como París-Tombuctú de Luís García Berlanga, pero la decisión de comenzar de nuevo, la llevó hasta la universidad para estudiar cine e iniciar un camino que la ha colocado tras la cámara.

Ella siempre quiso ser directora y para ello tenía que formarse, cosa que ha hecho desde que comenzó a compartir mesa, embarazada de sus gemelos, con chicos de 20 años. Implicada en temas sociales y comprometida con la mujer, no ha dejado de escuchar activistas contra la violencia de género. El Proyecto Esperanza le abrió los ojos a una realidad que pensaba que ya no existía: la trata de blancas.

Su vida y su experiencia han hecho que todos sus trabajos tengan que ver con la mujer, por eso a Mabel Lozano se le reconoce, inmediatamente, la responsabilidad que ha contraído con todas. Sus denuncias, llevadas a documentales en los que las voces y testimonios remueven conciencias, son un claro ejemplo de lo que muchos no quieren ver.

Mabel Lozano nos ha hablado sobre el cáncer (Y todavía hay tiempo para verbenas. 2011), la mutilación genital femenina, el maltrato, la maternidad (Madre. 2012) y la trata de seres humanos (Voces y Escúchame). Un tipo de esclavitud, que no porque se dé en pleno siglo XXI, en el siglo de las nuevas tecnología y de la globalización, deja de ser una aberración, y donde la oferta y la demanda es la única ley.

Con “Chicas Nuevas 24 Horas”, el nuevo trabajo que acaba de estrenar, cierra la trilogía que ha dedicado a la trata iniciado con Voces y Escúchame. Un reportaje en el que Mabel Lozano nos enseña, para vergüenza de todos, cómo funciona el negocio de la trata de mujeres. Un negocio que mueve 32 millones de dólares al año y en el que pocos son los que ganan cantidades ingente de dinero, a costa del cuerpo de la mujer. Un cuerpo que se vende y se compra, una y otra vez, en contra de una voluntad que es vulnerada, una dignidad que es pisoteada y un sueño que se rompe.

La directora ha rodado en España, Paraguay, Colombia y Perú, testimonios de mujeres y niñas que han sido vendidas como esclavas y ha conseguido focalizar un problema que está más cerca de lo que nosotros creemos. En una esquina, detrás de nuestra casa, o en la puerta de un edificio, nos encontramos con mujeres que han llegado hasta nuestro país, engañadas con promesas de una vida mejor y un contrato de trabajo, para, finalmente, acabar ejerciendo la prostitución, ser explotadas sexualmente y sufrir abusos y violencia.

Las cifras que ofrece la OIM (Oficina Internacional de las Migraciones) dan vértigo: se estima que alrededor de 800.000 personas  son victimas de trata año al año, siendo las mujeres y los niños  los principales afectados. Unos datos que deben remover nuestra conciencia y nos ayuden a ver, en el trabajo realizado por esta mujer,  la suerte que tenemos de vivir en un lugar donde todo está a nuestro alcance y donde nuestras hijas, a diferencias de otras, nacen con la oportunidad de vivir con la seguridad de no ser víctimas de trata.

Mabel Lozano ha empeñado su trabajo y evidencia un delito que ha sido invisible durante años. Por eso, por enseñarnos ese mundo paralelo, al que vivimos dando la espalda, ha recibido amenazas. Pero ¿a quién le intimida esas amenazas cuando su trabajo ha sido reconocido por premios como el Avanzadoras 2015 de Oxfam Intermon  o el premio del Festival de Cine de Málaga en 2009? A Mabel Lozano puede que le afecte, pero sus palabras, recogidas en numerosas entrevistas, demuestra la pasta de la que está hecha esta mujer valiente.

Pero Mabel Lozano no ceja y haciendo una llamada de atención en “Chicas Nuevas 24 Horas”,  para que no se vulneren los Derechos Fundamentales que nos amparan a todos, pone de manifiesto que la pasividad de quién dice desconocer un problema, no hace que éste no exista.

No dejes de ver “Chicas Nuevas 24 Horas” de Mabel Lozano. Un documental descarnado que nos dolerá a todas

Porque hay mujeres que sufren la explotación sexual #doylacara. Porque #conlatratanohaytrato. Denúncialo en el teléfono  900 10 50 90.

Conoces algún caso? Tú lo has sufrido alguna vez? ¡Cuéntanoslo! ¡Te podemos ayudar!

María José Andrade es periodista y fundadora de mujeresvalientes.es.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies