Herminia Ramírez vino al mundo antes de la penicilina

 

Herminia Ramírez... Los 90's son suyos

Cuando pienso en ella, siempre me hago la misma pregunta, ¿cómo hubiera sido su vida si hubiera nacido medio siglo después? La pregunta no es baladí, pues la verdad es que habiendo nacido hace ya 90 años, Herminia, mi tía Herminia, ha hecho muchas cosas y ha llevado una vida mucho más intensa que la mayoría de las mujeres de su época. Ha trabajado cuando casi ninguna mujer lo hacía, ha asistido al fútbol cuando en los estadios apenas había féminas, ha recorrido casi medio mundo y llegó a casarse con Dios.

Herminia Ramírez decidió saltarse todas las normas

Herminia nació el 31 de octubre de 1926 en Sevilla, en el seno de una familia humilde. La mayor de cuatro hermanos y la única que vive, recuerda que vino al mundo antes que la penicilina, “de haberse descubierto antes hubiera salvado la vida de mi hermana Loli”, asegura. Cuando ella nació no existían ni la lavadora, ni el frigorífico, ni el lavavajillas, ni la televisión, y mucho menos los teléfonos móviles. Las niñas estaban destinadas a ser amas de casa y muy pocas trabajaban, pero Herminia decidió saltarse todas las normas.

Aunque le tocó vivir la Guerra Civil Española de pleno, Herminia no recuerda apenas nada, pasaron necesidad, pero su familia procuraba llevar una vida lo más normal posible y tras su etapa inicial de escolar, con 11 años aprobó el examen de ingreso al Instituto, donde haría el bachillerato. Un bachiller muy completo, historia, lengua, matemáticas geografía, latín e idiomas… Idiomas en plural, “en primero tenías que elegir entre francés e italiano y en cuarto había un segundo idioma, alemán para las que habían escogido francés e inglés para las de italiano. A mi, como era de francés me tocó alemán, pero solo pude dar un curso”.

No pudo acabar el Bachillerato porque en su casa hacía falta una “ayudita” y con 17 años entró de oficinista en el Instituto Español de Perfumería, donde estuvo trece años. Su vida laboral se vio temporalmente interrumpida por cosas que pasan en la vida. Herminia siempre ha sido muy guapa y se ha cuidado mucho (siempre la recuerdo con sus cremas y sus tablas de ejercicios), nunca le han faltado los pretendientes, pero por unas cosas u otras ninguno cuajó.

Ha recorrido casi medio mundo y llegó a casarse con Dios

 

Tras uno de esos desengaños, decidió hacer aquello a lo que llevaba algún tiempo dándole vueltas, Herminia dejó de ser Herminia y pasó a llamarse María de San Francisco de Sales… Sí, había cambiado la vida mundana por la vida contemplativa, había ingresado en el convento de las Madres Reparadoras. “Estuve allí 6 años, yo había hecho los votos y todo, pero se conoce que aquello no era lo mío… Primero empecé con dolor de cabeza, después con vómitos… Tras estudiar mi caso dijeron que ese no era mi sitio y que mi subconsciente reaccionaba así, por lo que me dieron la dispensa y salí de allí”.

Al poco tiempo volvió a encontrar trabajo, primero en Renault, después en la Compañía de Seguros “La Estrella” y, por último, en el Banco Industrial de Bilbao. Permaneció en la Banca hasta que la prejubilaron con 58 años y pasó a convertirse en la Tita IBM, “Herminia, ya que tienes tiempo veme… y después veme…”.

Ha estado en París, Italia, Londres, Berlín, Austria, Budapest e incluso Brasil…

Muchos años antes de la prejubilación, allá por 1969, decidió sacarse el carnet de conducir y se compró su primer coche, el Renault Gordini, el coche de las viudas y antes y después de la jubilación se dedicó en cuerpo y alma a su gran pasión, viajar… Ha estado en París, Italia, Londres, Berlín, Austria, Budapest e incluso Brasil… “Lo que más me ha gustado ha sido París, he estado tres veces y me encanta… Mis asignaturas pendientes, Tierra Santa y los países nórdicos”.

Ha sido socia del Sevilla FC durante varias temporadas

 

Herminia Ramírez en la Exposición sobre la primera copa de Andalucía, en el Campo del Sevilla FC, Ramón Sánchez Pizjuán

 

Hija de un futbolista, Ramírez que jugó en el  Sevilla FC,  ha sido socia del equipo sevillano durante varias temporadas y ha asistido a los partidos de fútbol, primero acompañada de su padre y después de alguna amiga. El fútbol es otra de sus pasiones y está puesta al día de lo que ocurre en nuestra liga y en las demás competiciones extranjeras. Ha disfrutado de los éxitos coperos de su Sevilla y también está al día de la política, “me encantan los debates”, dice.

A pesar de estar próxima a cumplir los 91 y de padecer una bronquistacia desde hace años, Herminia no aparenta, ni mucho menos la edad que tiene. Por decisión propia, vive desde hace algunos años en una residencia de mayores (Residencia de Mayores Manuel Ridruejo Muñoz), donde pasa el tiempo leyendo algo y viendo la tele. Le gusta sobre todo los concursos culturales, tiene una cabeza y una memoria privilegiada y acierta casi todas las preguntas.

Por problemas de estabilidad usa un andador, pero eso no le impide salir a la calle. Cuando el tiempo lo permite coge los autobuses que hagan falta y se va a comer a casa de alguna sobrina, hace sus compras en unos grandes almacenes, va a la peluquería de siempre y toma su chocolate con churros en una famosa chocolatería sevillana. Y cuando hay algo que celebrar o, simplemente nos apetece, quedamos con ella el algún local de restauración de moda. Además, tiene tiempo para “bichear” por las redes sociales, es usuaria de Facebook y tiene WhatsApp.

Herminia Ramirez en Facebook

Si pudiera volver atrás apenas cambiaría nada

Asegura que a pesar de los sinsabores, que también los ha tenido, está muy satisfecha con su vida y que si pudiera volver atrás apenas cambiaría nada. Sigue siendo muy coqueta y toda una mujer de oro que no quiere tener achaques, “ni aunque sean típicos de la edad”…

Yo le digo que firmaría donde fuera para llegar donde ella y como ella… Por cierto, ¿dónde hay que firmar?

 

Mamen Gil es periodista. La directora de Contenidos de Mujeres Valientes es la más sensible de las que componentes de este equipo, por este motivo es, probablemente, la más creativa de todas.

 

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies