En la azotea

En la azotea

las sábanas que ondean en la azotea como banderas que anuncian la paz Después de un largo rato buscándolo subió a la azotea. Allí estaba, tumbado al sol con el torso desnudo y la camiseta tapándole la cabeza. Con sigilo se colocó en un extremo, lejos de la vista del...
Un canto de amor

Un canto de amor

En mis enfermedades ella me asistía; en mis soledades ella me consolaba   “No recuerdo que me haya besado el Rey de Dacia. Mi madre, sí. He calentado mil veces la cara en su pecho; he conciliado el sueño en su regazo; sus brazos me acogieron amorosamente....
Violación

Violación

No me obliguéis  a  amaros. A desterrar para siempre mi  campesina alma. A fundirme con ropas ostentosas aparentando grandezas. ¿Quién  os creéis que soy? ¿Una  marioneta la cual podéis mover  con los hilos vuestra maldad? ¿Una cometa izada  en  un cielo del  creéis...
Lo que tus ojos ven

Lo que tus ojos ven

  Las palabras le resultan pesadas. A veces cuando intento hacerle llegar un mensaje con un contenido un tanto complicado,  me mira entornando los ojos y entiendo por su forma de ladear la cabeza que el mensaje no ha sido descifrado. Vuelvo a repetir las frases...
Un cante para despertar lo dormido

Un cante para despertar lo dormido

  Manuela se pinta los labios. Ella sabe que estos detalles son  inapreciables  para José,  porque José ya no la mira,  José se perdió hace años en un laberinto llamado alzhéimer. Pero ella, como si de un ritual se tratase,  cada mañana, después de lavar su cara...

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies